viernes, 19 de diciembre de 2014

Reconocen apoyo a educación

La distinción para Carlos Gómez fue de parte de directivos, docentes, alumnado y padres de familia
Empalme.- De nueva cuenta el diputado local,  Carlos Enrique Gómez Cota le fue reconocido su trabajo en apoyo a la educación, por esa labor incansable de buscar mejores espacios para los estudiantes el legislador empalmense se hizo merecedor a dicha distinción por parte de la comunidad estudiantil de la escuela primaria Jesús García.

Apoyo sólido a educación

Continúa apoyo de León Perea a escuelas; entregó pupitres en primaria “Cuauhtémoc”
Desde que asumió responsabilidades en la LX Legislatura, y como lo ha hecho es responsabilidades similares que ha ocupado con anterioridad, el diputado José Luis Marcos León Perea siempre ha brindado su irrestricto apoyo a la educación, como lo patentizó con la Escuela Primaria “Cuauhtémoc”, del sector Ranchitos, de San Carlos.

jueves, 18 de diciembre de 2014

Reciben ribereños motores

Entregan CONAPESCA y Gobierno de Sonora a pescadores ribereños para impulsar la productividad
Pescadores ribereños de Sonora, el Estado con mayor volumen en producción pesquera en el país, recibieron del gobierno federal a través de la CONAPESCA, a cargo de Mario Aguilar Sánchez, de manera conjunta con el gobierno estatal que encabeza Guillermo Padrés Elías, la dotación de 341 motores fuera de borda con inversión superior a los 33.6 millones de pesos, a fin de impulsar aún más la productividad pesquera.

Clausura cursos de autoempleo

 Carlos Gómez agradeció el decido apoyo que recibió de mujeres voluntarias 
Más de mil 100 personas, en su mayoría mujeres, se vieron beneficiadas con estos talleres promovidos por el diputado local, Carlos Enrique Gómez Cota, con el decidido apoyo del grupo denominado “Mujeres trabajando con Carlos Gómez el Kiriki”, y que es encabezado por Daniela Olaguez de Gómez.

Toma forma proyecto

Entregará Comuna terreno para construcción del Conservatorio de Música
El gobierno municipal que encabeza el alcalde Otto Claussen Iberri entregará este jueves de manera oficial en comodato el destino del terreno ubicado en el Malecón Turístico a la fundación cultural infantil y juvenil  “Fray Ivo Toneck”, donde se construirá el Conservatorio de Música, informó la Síndica Procuradora, Oralia Sánchez Hernández.

Destacan su participación

Reconocen y premian  por destacada participación de niñas difusoras de Empalme
Como un reconocimiento e incentivo por su importante y exitosa participación en diferentes actividades, DIF Municipal, presidido por Georgina Wilson de Laguna, entrega bicicletas al Grupo de niñas Difusoras de Empalme, gracias a DIF Estatal y la Fundación Telmex.

Pinta DIF sonrisas

Ofrece DIF de Empalme Gran Posada Navideña a Niños y Niñas
Con el objetivo de pintar lindas sonrisas en pequeños, y ofrecerles un divertido festejo en espera de la navidad, DIF Municipal, presidido por Georgina Wilson de Laguna, en coordinación con el Ayuntamiento de Empalme, brindó la tradicional Posada Navideña a niñas y niños del área urbana.

Lleva DIF “Zona Segura” a Pótam

El programa “Zona Segura”, con el que el gobierno municipal y el Sistema DIF Guaymas buscan prevenir el abuso sexual infantil, fue llevado a la comunidad de Pótam, para brindar herramientas a los pequeños sobre cómo detectar a personas malas y qué hacer en caso de encontrarse en una situación de riesgo.

Dona diputado mesabancos

Hace León Perea entrega de pupitres en primaria “Vicente Guerrero”
Dando respuesta a una solicitud más que le hacen llegar, y dentro de su programa permanente de apoyo al sector educativo, el diputado José Luis Marcos León Perea hizo entrega una vez más de pupitres, correspondiendo ahora recibir el beneficio a la Escuela Primaria “Vicente Guerrero”.

martes, 16 de diciembre de 2014

A desaparecer partidos...

El recién abortado intento de una anticipadamente grotesca coalición entre el PRD y el PAN para disputar todos los puestos en pugna en el proceso electoral del año entrante en Sonora, no debiera verse simplemente como un propósito frustrado antes de tiempo, sino un principio elemental para empezar a discutir desde ya, la urgente necesidad de borrar del mapa a varios partidos cuya única función ha sido siempre de actuar como comparsas para mantener a una bola de zánganos dependiendo del erario.
Son siete los partidos que se consideran los más importantes en mayor o menor medida: PRI, PAN, PRD, PT, Nueva Alianza, Convergencia y Verde Ecologista. De estos, sólo los dos primeros pueden considerarse con peso real ante la sociedad, mientras que el tercero cada vez se disuelve más y se pierde como un agonizante proyecto de la izquierda por mantener vigencia en el país.
De los demás, lo que se puede decir es que son organizaciones manejadas por un grupúsculo de sinvergüenzas (los otros también, pero al menos aparentan estar más organizados y con mayor militancia) que repetidamente ejercen alianzas cómplices con los tres primeros con un solo propósito: seguir teniendo senadores y diputados de representación proporcional y con ello seguir hinchando sus bolsillos con dinero que les regala el gobierno por seguirle el juego de una supuesta democracia.
Hay, a lo largo del país, un largo listado de partiditos que juegan a tener representación, y todos con el mismo afán. Es tanta la ambición en la política mexicana, que algunos “participan” en los procesos electorales sólo para cobrar quincenas disfrazados de regidores, cuando de antemano se sabe que son una partida de paleros al servicio de los alcaldes en turno.
Una presunta coalición entre el PAN y el PRD hubiera sido una de las peores estupideces de ambos partidos. Y aquí no se trata de que “no se puede revolver el agua con el aceite”, porque en México derechos e izquierdos están contaminados con el mismo virus de la corrupción. Una alianza entre ambos hubiera sido una miedosa muestra ante el PRI de frente al proceso para elegir nuevo gobierno en Sonora. El PAN habría demostrado su incertidumbre tras el pésimo gobierno ejercido en los últimos cinco años, y el PRD hubiera quedado al nivel de vergüenza nacional como organización izquierdista. En los dos casos, la actitud hubiera sido de derrota, mientras que los otros partiduchos hubieran optado por aliarse con el PRI.
Esa es la razón por la que la política partidaria necesariamente tiene que entrar a un proceso de cambio urgente. El simple sostenimiento de tantos partidos le cuesta “un ojo de la cara” al mexicano, aparte de esa absurda presencia de 200 diputados federales y 96 senadores (uno por estado sería más que suficiente) derivados muchos de ellos de derrotas electorales (sí, ¡¡derrotas!!) o de un simple e impositivo regalo.
Todos ellos NO deben estar ocupando un cargo público con sueldos millonarios por un simple motivo: no hay una razón justificable ni justificada para que estén en una curul. Perdieron un proceso electoral o bien les regalan el puesto porque son los “cerebros” de la política. Y su permanencia en esos cargos, con las mismas facultades que los que ganaron a través del voto, los hace ser parte de los graves trastornos económicos que sufre el país.
Un par de partidos políticos, uno de derecha y otro de izquierda (los que se autonombran de ultra sólo buscan figurar finalmente con los mismos abyectos propósitos), serían más que suficientes no sólo para terminar de una vez con todas con el desconcierto de los votantes, sino para desaparecer del espectro público a tanto ladino sinvergüenza que se siguen enriqueciendo a costa de un pueblo que, como a principios del siglo XX, vive otra vez con “la bota en el pescuezo”.
México es un país con una riqueza mal repartida. La clase política se ha apropiado por completo del control económico para beneficio de personas y no de la población. La desmedida y corrupta ambición ha convertido a nuestro país en un caos donde poco a poco, la inconformidad crece. Y crece de manera tan preocupante como los intentos del gobierno (que están resultando inútiles) que a punta de garrote quiere aplacar a quienes siguen elevando su voz.
Ya es tiempo de darle un giro a las cosas. El proceso electoral que viene estará otra vez plagado de candidatos “preocupados” por el bienestar común. La inmensa mayoría de ellos son enloquecidos buscadores de un cargo que les permita estar de zánganos durante tres o seis años. Y todos pertenecen a uno u otro de esos siete partidos políticos.